Tratamientos de ortodoncia en Illescas

¿Busca una clínica dental experta en tratamientos de ortodoncia?

Clínica Dental Bodydent ortodoncia para niños
Clínica Dental Bodydent ortodoncia para niños
La ortodoncia es la rama de la odontología que se encarga de la alineación de los dientes y de la corrección de problemas de mordida, para así producir un equilibrio en el aparato bucal y una apariencia ideal del rostro. En resumen, un ortodoncista es un especialista que se dedica exclusivamente a crear sonrisas.

Cada vez más niños y adultos son conscientes de los enormes beneficios estéticos y funcionales que conlleva realizar un tratamiento de ortodoncia. Este requiere la cooperación absoluta del paciente, y su participación plena, en caso contrario el tratamiento se prolonga más de lo debido o es en vano hacerlo.

Los brackets se fijan al esmalte por medio de un mecanismo de grabado ácido y una resina que penetra en los canalículos. Las caídas frecuentes de brackets no solo prolongan el tratamiento al tener que volver a colocar unos nuevos, sino que deterioran el esmalte. Al final del tratamiento, y para preservar los resultados obtenidos, se coloca la retención que consiste en una placa removible en la arcada superior y una delgada férula que une los dientes inferiores en la parte lingual (detrás) que queda adherida a los dientes. La placa removible se debe usar a un principio la mayor parte del tiempo posible y luego, poco a poco, menos tiempo hasta usar solo una vez a la semana por una noche, para asegurar la total estabilidad.

En algunos casos es necesario el uso de aparatos extraorales (que van por fuera de la boca). Se emplean tres tipos de estos aparatos, que pueden usarse solos o combinados con los fijos.

Tratamiento antes de los 7 años de edad:

Mantenedores de espacio: se utilizan cuando se ha perdido un diente temporal a temprana edad para evitar que se pierda el espacio que le corresponde al permanente, por lo general se usa antes de los 6 años.

Interceptores de hábitos: dificultan o interfieren en los hábitos de succión del dedo, y sirven de recordatorio en los casos de deglución atípica para que la lengua sea colocada en el paladar y no contra los dientes al tragar. Es importante el cuidado de los dientes temporales, si alguno de ellos presenta caries debe ser reparado lo antes posible para evitar que se pierda espacio para el permanente, ya que esto provocaría que este saliera fuera de posición. Ocasionalmente, si el apiñamiento de los dientes lo amerita, o si existe algún problema más severo de engranaje de los dientes o de crecimiento de los maxilares, el especialista puede colocar otro tipo de aparatos.

Tratamiento en niños de 7 a 12 años:
En estas edades por lo general el tratamiento se realiza con aparatos removibles de ortodoncia, los cuales pueden tener dos propósitos definidos: corrección temprana de problemas de mala posición dentaria y, en casos que se perfilen severos, preparar al paciente para que el tratamiento correctivo posterior sea menos complicado. Esta etapa es llamada “tratamiento interceptivo”. Se pueden utilizar aparatos como:

Expansores removibles: se emplean cuando hay mordidas cruzadas posteriores (los dientes superiores muerden por dentro de los inferiores), pues permiten ensanchar el paladar para descruzar la mordida. Se usan durante unos meses con controles periódicos.

Aparatos sagitales: se usan para obtener espacio empujando los dientes hacia adelante o hacia atrás. Se ajustan periódicamente para ir movilizando lentamente los dientes uno a uno cuando el problema está en el crecimiento del maxilar o la mandíbula.

En casos de deficiencia o exceso de crecimiento en pacientes jóvenes, niñas antes de los 13 o 14 años y varones antes de los 16 o 17 años (que aún están creciendo) pueden ser utilizados aparatos de ortopedia funcional de los maxilares antes que los aparatos fijos (o en combinación con ellos) para estimular a los músculos y obtener mejores relaciones esqueletales y dentarias.

Estos aparatos son generalmente removibles, pero debe usarlos la mayor cantidad de tiempo posible para poder obtener una corrección adecuada.

El tratamiento en adolescentes o en adultos:

El tratamiento en este tipo de pacientes se realiza generalmente con aparatos fijos, para ello, en la primera cita se colocan los separadores, los cuales pueden ser elásticos o metálicos, estos se ajustan apretadamente entre los molares con la finalidad de que estos se separen ligeramente para permitir, días después, que se puedan colocar las bandas que son como unos aros o anillos metálicos que van rodeando a los molares.

Eventualmente algún separador puede caerse. Esto puede ser producto de que se haya obtenido el espacio requerido lo cual puedes verificar haciendo pasar un trozo de hilo dental donde se cayó el separador, si pasa sin dificultad significa que ya el espacio se logro, si hay dificultad en el paso del hilo deberá ser colocado otro en su lugar.

Una vez colocadas las bandas, en la siguiente cita le colocaran los brackets, los cuales van cementados con un pegamento especial sobre sus dientes. Existen muchos tipos de brackets dependiendo de la técnica que utilice su ortodoncista, pero hay dos tipos de materiales que son los más utilizados: los metálicos (de acero inoxidable) y los cerámicos (de cristales de cuarzo y otros). Los últimos tienen una ventaja estética sobre los primeros y se recomiendan en personas que por su actividad requieren un material que se vea menos, aunque son más frágiles y al roce pueden producir desgastes en los dientes contra los que contacten.

En los casos de apiñamientos severos, los movimientos iniciales son bastante evidentes y sorprendentes. Al final de todos los tratamientos, los retoques son un poco más lentos y puede parecerle que casi no se mueven, pero no es así.

Visítenos, en Clínica Dental Bodydent le daremos una atención personalizada.
Visita nuestro Facebook y estarás al día